Teoría

¿Y si nos quedamos sin sitio?

Recientemente he estado leyendo sobre unos estudios y casos muy interesante sobre la superpoblación y sus resultados. ¿Nos estamos quedando sin sitio? ¿Qué futuro nos espera? ¿Estamos abocados al fin? Aquí os pongo un par de casos muy interesantes, el primero sobre un experimento realizado con ratones en los 70 llamado “Universo 25” y este otro en forma de un ameno comic sobre la población de renos de La Isla de San Mateo.

Las conclusiones son muy interesantes y parece que la humanidad se encamina hacia los mismo y parece que acabaremos alcanzando los límites del crecimiento (mas info aquí), si dominas la lengua de Shakespeare aquí tienes un interesante documental llamado “No hay mañana”:

¿Y que pintan los hijoputa aquí? Pues como ya comente en la anterior entrada de presentación existen distintos tipos de hijoputa, en este caso los implicados son los de categoría “gobierno en la sombra”, son los que con nombres tan rimbombantes como “Club Bildelberg” o nombres tan esotéricos como “Los Iluminati” (también conocidos como Los Iluminados de Baviera) o simplemente sociedades de las que ni conocemos su nombre pero de buen seguro se reúnen y cuentan entre sus miembros con personajes de familias como los Chase, los Morgan y otros son los que realmente deciden como van las cosas a muchos niveles, muchas de estas sociedades o clubes son rivales entre si, otras veces colaboran, pero siempre los perjudicados seremos nosotros.

Bien, tengo la teoría de que ya han emprendido acciones para evitar el colapso total de la civilización humana, pero ojo que esto no quiere decir que vayan a ser beneficiosas para la mayoría de los mortales, pues estos hijoputa endiosados como están en sus posiciones de poder no dudaran en sacar el máximo partido y beneficio. Pienso que están actuando en dos frentes, el primero algo que lleva ocurriendo los ultimos 20-30 años, desde que en los 70 se lanzó la voz de alarma ante la superpoblación y la escasez de recursos, para ello había que reducir la tasa de crecimiento de la población, las medidas anticonceptivas funcionan pero aun así se necesitan mas medidas, por ello tiene dos frentes con dos soluciones distinta.

Para el frente del “primer mundo” han creado la “moda” (por así decirlo) de la homosexualidad, casi todas las sociedades del primer mundo vemos ya como algo natural y aceptemos (yo el primero) a gays y lesbianas. ¿Qué se consigue con esto? Pues reducir la tasa de natalidad, al ser relaciones que naturalmente no se pueden reproducir tienden a adoptar reduciendo así el indice de crecimiento (si, pueden alquilar vientres como hacen algunos, pero los costes de esto son más elevados y no todos pueden permitírselo). Este concepto ya es introducido en la novela de Joe Haldeman “La Guerra Interminable” (1975), ¿Una locura? Pues no, según denuncia la propia Iglesia Católica la propia Unesco tiene un plan para ello, (aquí tienen un artículo del El País) y si buscan, seguro que encuentran más información sobre esto.

Para el resto de la población (o sea, lo que no es el primer mundo) van a lo clásico, lo que siempre ha funcionado para reducir la población, la guerra. Y cada día vemos más y más como se va calentando el mundo, no creo que sea necesario incluir noticias aquí del estado actual de las cosas, con conflictos y tensiones en Oriente Medio, Libia y Venezuela (grandes reservas de petróleo) Ucrania (el granero del mundo) y no pocos países africanos (con reservas también de petróleo y tierras raras importante para la tecnología que usamos día a día) y para los mas superpobladores (China y la India) seguro que veremos una guerra a medio plazo también con cualquier motivo, quizás el Nepal como excusa, para reducir el alarmante numero de individuos (info aquí). O quizás China-Rusia o China-EEUU.

Estas serán probablemente las guerras que el futuro nos depara. ¿Y por que no guerras para el “primer mundo”? Bien, pienso que porque somos consumidores de calidad, o sea, pagamos más por los productos que el resto de la población, recordad que ellos van siempre buscando su beneficio. No obstante las guerras siempre son impredecibles como el fuego, seguro que se les va de las mano porque serán poderosos, posiblemente sean malvados, pero de buen seguro la mayoría serán gilipollas (algún consuelo nos debe quedar).

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s